OBRAS / Microfusión

 

Microfusión. Fotografía. Microfusión. Fotografía. Microfusión. Fotografía. Microfusión. Fotografía. Microfusión. Fotografía. Microfusión. Fotografía.

 

La ambigüedad y abstracción de sus fotografías remiten tanto a movimientos celulares como a la amplitud del cosmos. En “Microfusión”, la artista realiza un crudo trabajo de investigación en donde se vale de organismos muertos para hurgar en las profundidades de la vida. “Fotografío los interiores de cuerpos de animales sin vida para captar, con un lente macro, los fluidos, sustancias esenciales y fusiones de líquidos que se encuentran al interior”, relata Wiese.

El trabajo con organismos y el interés en la investigación biológica son característicos de su quehacer artístico. Prueba de ello es que estas imágenes se relacionan con una serie de esculturas que, si bien conforman una muestra aparte, fueron trabajadas en paralelo: “Biotipos”–expuestas en el Museo de la Nación–, representan una serie de amasijos humanos en formación creados en un laboratorio genético ficticio. Podría ensayarse un paralelo lógico entre ambas muestras, puesto que para crear nuevas formas de vida es necesario aproximarse lo más posible al complejo engranaje que funciona al interior de los organismos. “A lo largo de mi trabajo fotográfico he descubierto que al acercarse tanto a un objeto, por más pequeño que este sea, se puede descubrir todo un mundo”, concluye Wiese.